Beto y Enrique salen del closet, eran pareja en Plaza Sésamo

Dos de los personajes más emblemáticos del mítico programa infantil ‘Plaza Sésamo’, eran pareja. Así lo ha confirmado ahora Mark Saltzman, guionista del programa, que en una reciente entrevista asegura que él siempre pensó en los dos personajes como una pareja.

“Cuando escribía Beto y Enrique (Ernie and Bert en su versión en inglés), cuando pensaba en ellos, eran pareja. No tenía otra forma de concebirlos, de contextualizarlos”, señaló el guionista Mark Saltzman en declaraciones a queerty.com en las que recuerda que muchos de sus amigos y conocidos se referían a Arnold Gassman, el montador de cine que fue su pareja muchos años, y a él como Beto y Enrique.

“Recuerdo una vez que en un periódico en San Francisco escribieron la historia de un niño de preescolar que le preguntó a su madre si ‘Enrique’ y ‘Beto’ eran amantes. Eso, viniendo de un niño de esa edad fue divertido… Y eso era lo que yo sentía cuando escribía sobre ellos. No tenía otra forma de contextualizarlos más que como una pareja amorosa”, aseguró


En este sentido, el guionista señaló que ya había iniciado su relación con Gassman cuando llegó al equipo de Barrio Sésamo, así que trasladó muchos de los aspectos tanto de su personalidad como de la de su pareja a ambos personajes. “Yo era más como Beto, el bromista y caótico. Y Arnold, como editor de cine, el ordenado (…) Llevé esa dinámica a los personajes”, apunta.

Sesame Workshop, la organización detrás de Plaza Sésamo, aseguró por medio de un comunicado que “Beto y Enrique son mejores amigos. Fueron creados con el fin de enseñar a los niños en edad preescolar que las personas pueden tener amistades fantásticas”.

Además, señalaron que si bien los personajes tienen características y rasgos humanos, “siguen siendo títeres y no tienen una orientación sexual”.

La supuesta relación entre Beto y Enrique ha sido siempre un tema recurrente. De hecho, en junio de 2013 el semanario The New Yorker utilizó una imagen de los dos personajes para ilustrar su portada sobre la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos a favor de los matrimonios homosexuales.