El Pentágono reconoce un encuentro que tuvo un caza F18 con un “ovni”

El programa secreto duró 5 años y tuvo un costo de 22 millones de dólares y a lo largo de estos años, el Pentágono se gastó 22 millones de dólares en investigaciones sobre amenazas por ovnis.

Pero en 5 años lo unico que pudo conseguir fue un video de algo que no pudieron identificar. El proyecto se llamada The Advanced Aerospace Threat Identification Program y fue creado como parte de la Agencia de Inteligencia de Defensa en 2007 por petición del Senador de Nevada, Harry Reid.

El pasado fin de semana el diario The New York Times y el Pentágono confirmaron que, aunque el programa terminó en el 2012 debido a que se quedó sin financiación, continuó operando bajo el liderazgo de Luis Elizondo, un oficial de inteligencia militar.

El Pentágono entregó la mayor parte de los 22 millones de dólares de presupuesto a una empresa aeroespacial propiedad de Robert Bigelow, un empresario multimillonario que está convencido de que existen alienígenas. Bigelow es un amigo cercano de Reid y consiguió que el senador se interesara en los ovnis y los extraterrestres.

En todo este tiempo, llamó la atención que en el 2004, dos caza F/A-18 Super Hornet fueron enviados a una zona de la costa de Princeton para investigar una serie de “aviones misteriosos”, en su misión encontraron dos ovnis a miles de metros de altura que caían en picada al mar para después flotar sobre los radares.

Los dos pilotos, el comandante, David Fravor, y el teniente comandante, Jim Slaight, volaron tan cerca de la ubicación del supuesto ovni que sus señales de radar no podían separarse del objeto desconocido.

Quienes presenciaron el ovni pudieron notar que se trataba de un objeto de 12 metros de largo, con forma ovalada, que se movía sin una dirección específica, según el comandante Fravor.

“Se aceleró como nunca antes había visto” para luego desaparecer, lo que provocó que el militar se sintiera “bastante extrañado”.

Minutos más tarde, cuando los aviones comenzaron a retirarse a otra posición a 90 kilómetros de distancia, el radar mostró que el objeto reapareció allí en menos de un minuto.

El siguiente vídeo recupera parte de este momento ocurrido hace 13 años:

Fuente: nytimes.com