Mujer con cáncer logra casarse con el amor de su vida antes de cerrar los ojos para siempre

Le descubrieron un tumor y su novio prometió no dejarla sola. Le pidió matrimonio y un año más tarde, en un hospital, dijeron “sí”. Murió 18 horas después.

La vida de Heather Mosher dio un drástico giro cuando acudió al médico por un extraño bulto en uno de sus pechos. Los exámenes determinaron que tenía cáncer de mama.

El mismo día de la desalentadora noticia, un 23 de diciembre, su novio David decidió pedirle matrimonio. Ambos llevaban un poco más de un año de relación y él tomó la decisión para demostrarle que el duro camino que empezaba no lo iba a recorrer sola.

Pocos días después las noticias amargaron la alegría del casamiento. Los médicos les informaron que el cáncer de Heather era agresivo y el tratamiento debía ser igual de fuerte para combatirlo.

Ella empezó los procedimientos, pero 9 meses después su salud empeoró. El tumor había afectado el cerebro. Pasaron otros dos meses y los médicos tuvieron que entubarla para que pudiera respirar. El cáncer parecía no dar tregua.

Heather's mother, Linda Lindsay, poured out light, love and support on Heather and all of us who were there with her. The amount of strength her mom showed could only be possible because of her unwavering faith in God, despite the certainty she would lose her only daughter on this earth. Her outpouring of selfless love reminded me of Heather's reaction to tragedy in other's lives. Heather has shown me this same care when I was in a very dark and hopeless place. She learned this language of love from her family and was able to comfort others in this same way. Like mother like daughter. Missing you this Christmas morning, Heather, but I know you are celebrating with the one who gives us the real joy and peace of the Christmas season. Sing and dance with the angels for me today. Merry Christmas my dear friend!

A post shared by Christina (@christina.lee.photography) on

Mientras ella luchaba, se acercaba el día de la boda, pactada para el 30 de diciembre de 2017. Los médicos estaban casi seguros de que Heather no llegaría con vida para esa fecha, así que la pareja adelantó la ceremonia una semana.

Un vestido blanco y un ramo acompañaron a Heather el 22 de diciembre, un año después de que David le pidiera que fuera su esposa. Él no se quedó atrás y llegó con el respectivo traje al hospital St. Francis de Hartford.

David y Heather disfrutaron de la unión. Hubo pastel, sonrisas y mucho amor alrededor de esta pareja. Tristemente, la previsión de los médicos se hizo real.

“Sus últimas palabras fueron sus votos”, dijo una de las damas de honor.

Pasaron 18 horas y el cuerpo de Heather, cansado pero feliz de haber conocido el amor, se entregó a la muerte.

“La tierra se congeló ayer cuando el calor de tu luz ascendió para estar con Dios por la eternidad”, expresó su amiga Christina Lee, quien quiso inmortalizar su amor y tomó las fotografías de la boda.

Aunque la dicha de estar juntos en matrimonio duró 18 horas, su amor quedará inmortalizado. Tanto el cariño y el acompañamiento de David como la fortaleza de Heather serán recordados siempre.

Fuente: Instagramnoticias.caracoltv.com