Orca atrapada no para de llorar – pero un desconocido se acerca y hace algo increíble.

Las ballenas asesinas desde hace tiempo son una fuente de leyendas y mitos para los humanos. También conocidos como Orcas, estos mamíferos marinos son el mayor miembro de la familia de los delfines. Estos carnívoros blanco y negro son extremadamente inteligentes y adaptables: de acuerdo con us.whales.org, las orcas pueden comunicarse y coordinar unas con otras para cazar más efectivamente.

Diariamente, las orcas están a la caza de focas, leones marinos, peces y calamares. Ellas necesitan hacer lo que sea necesario para obtener su comida. Aunque han ganado el apodo amenazador de “ballenas asesinas”, las orcas no son típicamente una amenaza para los seres humanos. Hubo incluso historias de ballenas asesinas protegiendo a los humanos de los tiburones.

Pero recientemente, en la costa de Columbia Británica, una orca quedó atrapada en una serie de rocas mientras intentaba obtener una comida. Afortunadamente, un grupo de rescate animal estaba allí para retribuir el favor y hacer todo lo posible para proteger la orca encallada.

La orca femenina fue flagrada por un hombre que sabía que necesitaba ayudar. Él cogió el teléfono y llamó al grupo de rescate de animales Guardianes de la bahía de Hartley, en la Columbia Británica. Además de ellos, algunas personas de For Whales también aparecieron para ayudarles.

Todos en la escena eran voluntarios. En el momento en que fue vista, la ballena ya estaba atrapada en las rocas por horas, reveló la entrada del grupo en Facebook.

Cuando los voluntarios llegaron, cubrieron la ballena con lonas y sábanas. Entonces empezaron a mojarla con agua para mantenerla fría y mojada. Para ser más eficaz, montar una bomba de agua. Esto permitió que ellos mantuvieran la ballena mojada sin tener que ir y volver con baldes del agua.

La ballena sabía que los voluntarios estaban tratando de ayudarla, dijo el equipo de rescate. Y cuando ella gritó de miedo, sus corazones se derritieron. Fue realmente una escena conmovedora, grabada en el vídeo siguiente: