Un niño de 13 años incendió accidentalmente todo el edificio de apartamentos mientras intentaba matar una chinche de cama.

Aunque de cierta forma sí cumplió su cometido…Es una situación de la que nadie podría estar libre, en especial si vives en zonas húmedas o incluso rurales. Lo que no quiere decir que pueda pasar en cualquier lugar también. Realmente irritables, las chinches (o bed bugs), aquellos molestos parásitos que aparecen en los colchones, pueden traer más de una consecuencia terrible en tu hogar. Digo, más que una picadura.

Probablemente sea porque intentaremos de todo para deshacernos de ellos y, si no tienes mucha experiencia en exterminios, hay una ligera posibilidad de que termines convirtiendo todo en un desastre.

Bien lo sabe este pequeño de 13 años, de Cincinnati, Ohio, en Estados Unidos.

Un niño de 13 años incendió accidentalmente todo el edificio de apartamentos mientras intentaba matar una chinche de cama.
Un niño de 13 años incendió accidentalmente todo el edificio de apartamentos mientras intentaba matar una chinche de cama.

Por ahorrarse el exterminador, roció alcohol en su color y le prendió fuego con un fósforo. Desde ahí, todo fue envuelto por las llamas, incluso los departamentos de los vecinos.

Así fue como ocho personas, incluyendo cinco niños, se quedaron sin hogar. Afortunadamente, la Cruz Roja apareció para brindarles ayuda.

“Incendio en un departamento de Mt. Airy luego de que un niño intentase matar chinches con alcohol y fósforos. Ocho personas sin hogar. $300 mil dólares en daños”.

Sí, leíste bien. $300 mil dólares por decidir no llamar a un exterminador. Al menos de seguro que las chinches dejaron de existir.