VIDEO: El VitraHaus Herzog & de Meuron El campus mas original del Mundo

Ubicado en Weil am Rhein, Alemania este monstruoso Campus es casi un museo de la arquitectura contemporánea

En enero del 2004, Vitra lanzó su Home Collection, la cual incluye diseños clásicos, re-ediciones y productos de diseñadores contemporáneos. Para esto, Vitra encargó el 2006 a los arquitectos Herzog & de Meuron diseñar VitraHaus. Ubicado al norte del campus, entre el límite del terreno y junto al Museo del Diseño Vitra (Frank Ghery, 1989) y al Pabellón de Conferencias (Tadao Ando, 1993), el edificio se vuelve la cara del campus hacia el exterior.

El concepto de VitraHaus viene de dos conceptos que repiten en la obra de Herzog & de Meuron: la casa arquetipo y los volúmenes apilados. Para su emplazamiento en Weil am Rhein fue muy apropiado el volver a la idea de estas casas, ya que la función principal de este edificio de 5 pisos es la de presentar muebles y objetos para el hogar.

Dadas las proporciones y dimensiones de los espacios interiores (“escala doméstica” según Herzog & de Meuron) los showrooms se asemejan a una vivienda. Cada “casa” se concibe como un elemento abstracto.

Con algunas pocas excepciones, casi todos los remates de estos volúmenes (que parecieran haber sido extraídos con una prensa) se encuentran vidriados. Apilados en una altura de 5 pisos que llegan a volar hasta 15 metros, 12 casas crean un apilamiento aparentemente caótico de casas.

Especificaciones:

Arquitectos: Herzog & de Meuron
Ubicación: Weil am Rhein, Germany
Arquitectos a Cargo: Jacques Herzog y Pierre de Meuron
Área: 15000.0 m2
Año: 2006
Largo: 57 metros
Ancho: 54 metros
Altura: 21 metros

El color oscuro del estuco exterior unifica la estructura, la acerca más a la tierra y la conecta con el pasaje local.

Como una pequeña ciudad vertical, VitraHaus funciona también como el acceso del campus. Una plataforma de madera define el vacío central, alrededor del cual se agrupan 5 edificios: un área de conferencias, un área de exhibición para la colección de sillas del Museo de Diseño Vitra y una tienda del Museo, el lobby con un área de recepción y un café con terraza. Un ascensor conduce al inicio del recorrido circular que parte en el 4to piso. Al salir del ascensor uno se enfrenta a una espectacular vista del cerro Tüllinger a través de uno de los remates vidriados.

Al lado opuesto, donde el vidrio se encuentra más atrás para formar una terraza, se abre una vista panorámica de Basilea con sus industrias farmacéuticas.

A medida que uno recorre VitraHaus, la orientación de las cajas refleja que el aparente desorden en su disposición está en verdad en verdad determinado por el paisaje circundante.

La complejidad del espacio interior aparece no solo en la intersección de los volúmenes, sino también de la integración de un segundo concepto geométrico. Todas las escaleras salen de un volúmenes orgánicos que recorren los distintos niveles del edificio como un gusano, que a veces revela fascinantes relaciones visuales entre los volúmenes, y otras bloque las vistas. Los muros interiores son blancos para enfatizar los objetos expuestos.

Con dimensiones máximas de 57 metros de largo, 54 metros de ancho y 21 metros de alto, VitraHaus se alza sobre los otros edificios del campus.

Se buscó deliberadamente hacer una estructura vertical, distinta de la horizontalidad de los edificios industriales que genera distintas situaciones: una vista sobre el paisaje y el campus, pero también una vista sobre la colección que se expone.

Los espacios interiores y exteriores se interpenetran, de dos formas: una forma ortogonal poligonal, percibida desde el exterior, y una orgánica, que se produce a través de una serie de sorpresas espaciales en el interior (“Un mundo secreto” según los arquitectos) con un carácter sugerente, casi laberíntico.

VitraHaus tiene una imagen diurna y nocturna.

Hacia la tarde, la perspectiva se invierte. Durante el día, uno contempla VitraHaus desde el exterior, pero cuando cae la noche, el interior iluminado resplandece, haciendo desaparecer su estructura. Las habitaciones se abran, y el paño vidriado se vuelve una vitrina que brilla a lo largo del campus y el campo cercano.

Acá te mostramos un recorrido por las este impresionante edificio el VitraHaus:

Danos tu opinión abajo en los comentarios y no olvides Compartir.

Fuente: archdailyYoutube